¿Qué es?

El síndrome del túnel carpiano (STC) es una afección neuromuscular en la que el nervio mediano sufre una irritación a nivel de la muñeca. Esto a menudo se atribuye al aumento de la presión dentro del túnel carpiano, por movimientos repetitivos de flexo-extensión de la muñeca o por compresión directa en el puesto de trabajo1,2.

Los síntomas más comúnmente reportados de STC incluyen dolor en la muñeca y la mano que puede irradiarse al brazo asociados a parestesias (entumecimiento) en el pulgar, índice, mitad central y radial del dedo anular, empeorando los síntomas normalmente por la noche1,2. En los casos más avanzados se ha encontrado debilidad muscular1.

El síndrome del túnel carpiano ha sido aceptado como la neuropatía por atrapamiento más común2. Los estudios sugieren que la prevalencia de STC en la población general es del 3,8% para los casos clínicamente diagnosticados y del 2,7% para los casos confirmados electrofisiológicamente.

El síndrome del túnel carpiano es poco común en personas menores de 25 años, siendo más habitual en mujeres que en hombres.

También se ha identificado una asociación entre la obesidad y una mayor incidencia de STC2.

¿Cómo evoluciona?

El curso de los síntomas de STC es impredecible y, a menudo, se presentan bilateralmente1,2,3. Algunos pacientes experimentan un deterioro continuo en la función de la mano, mientras que otros describen períodos «silenciosos» y una exacerbación intermitente de los síntomas. Un aspecto notable del síndrome es que no siempre hay una conexión directa entre el grado de deterioro de la conducción nerviosa y la severidad de los síntomas; algunos pacientes con daño nervioso leve o moderado muestran síntomas graves y una capacidad funcional reducida3.

Por otro lado, también se han encontrado pacientes que han descrito una mejoría espontánea de los síntomas sin tratamiento1,2.

¿Tiene tratamiento?

Es fundamental una evaluación exhaustiva basada en la evidencia científica para diagnosticar el síndrome del túnel carpiano, ya que en la actualidad un alto porcentaje de pacientes son operados sin haber realizado un diagnóstico preciso y, por lo tanto, acuden a consulta presentando todavía síntomas. 

El tratamiento del síndrome del túnel carpiano se puede clasificar en quirúrgico y no quirúrgico2.

Se ofrecen tratamientos no quirúrgicos a quienes tienen los síntomas intermitentes siendo estos leves o moderados. Las intervenciones no quirúrgicas también se pueden usar como una medida temporal mientras se espera la liberación del túnel carpiano mediante cirugía2.

Existen numerosas opciones no quirúrgicas para el tratamiento del STC, como la terapia manual neuro-ortopédica, ejercicio terapéutico, modificación ergonómica (equipo o posicionamiento en el lugar de trabajo), férulas, medicación oral y vitaminas. Las intervenciones de ejercicio y la terapia manual deben tener como objetivo la movilización del sistema nervioso con ejercicios de deslizamiento de neural, movilidad articular de los huesos del carpo y movilización de tejidos blandos. El objetivo de los ejercicios de deslizamiento es reducir el edema, mejorar el retorno venoso de los haces nerviosos y reducir la presión dentro del túnel carpiano2.

El tratamiento quirúrgico generalmente se ofrece a las personas con síndrome del túnel carpiano severo, que tienen síntomas constantes, trastornos sensoriales severos y / o debilidad motora y en los que el tratamiento conservador no ha dado resultado2.

La cirugía para STC implica la división abierta o endoscópica del retináculo flexor para proporcionar un mayor espacio para el contenido del canal carpiano. La liberación del túnel carpiano es la cirugía de mano y muñeca más común en los Estados Unidos, Donde se realizan más de 400000 descargas anuales del túnel carpiano1,2 .

Respecto al tratamiento farmacológico, los esteroides orales parecen ser efectivos a corto y medo plazo3.

Las infiltraciones locales también parecen ser efectivas, aunque se necesita más investigación para comprender mejor su seguridad y efectividad3.

Por supuesto, no debemos olvidar la importancia del manejo intertidisciplinar de la patología, el trabajo fisioterapeuta-médico debe ir en la misma línea de trabajo en pos de la mejora del paciente.

En RP CLINIC ·Centro de Fisioterapia Avanzada·somos fisioterapeutas especialistas en el diagnóstico y tratamiento de este tipo de patologías, cuéntanos tu caso, estaremos encantados de poder ayudarte en tu proceso de recuperación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Page MJ, O’Connor D, Pitt V, Massy‐Westropp N. Exercise and mobilisation interventions for carpal tunnel syndrome. Cochrane Database of Systematic Reviews 2012(6).
  2. O’Connor D, Marshall SC, Massy‐Westropp N, Pitt V. Non‐surgical treatment (other than steroid injection) for carpal tunnel syndrome. Cochrane Database of systematic reviews 2003(1).
  3. del Barrio SJ, Gracia EB, García CH, de Miguel EE, Moreno JT, Marco SR, et al. Conservative treatment in patients with mild to moderate carpal tunnel syndrome: a systematic review. Neurología (English Edition) 2018;33(9):590-601.