Esta entrada de blog que me dispongo a desarrollar me gustaría responder a todos aquellos pacientes que me hacen la pegunta que he puesto por título (¿es lesivo el Crossfit?). Si respondemos rápido y sin jugárnosla mucho decimos un SI rotundo, pero ¿este “si” está apoyado en la evidencia científica o por el contrario son ideas infundadas por la “culturilla general”? Veamos que dice la ciencia.

¿Qué es el Crossfit?

El Crossfit surge en torno al año 2000, se define a sí mismo como un programa de acondicionamiento y de fuerza basado en el “movimiento funcional, de alta intensidad y constantemente variado”1,2. El objetivo del deporte es forjar un estado físico, amplio, general e inclusivo, preparando a los alumnos para cualquier contingencia física 1.

Desde su creación, el número de personas que practican este deporte ha aumentado exponencialmente, habiendo más de 13000 gimnasios afiliados en todo el mundo con un número de participantes estimado de entre 2 y 4 millones  de personas1,3.

Los ejercicios típicos incluyen una amplia variedad de deportes , desde el levantamiento de pesas olímpico, hasta correr, remar, entre otros muchos1, 3. Los entrenamientos se adecuan a una planificación, siendo la representación más simple de ésta el entrenamiento de cada día, llamado dentro de argot crossfitero como “wod”. Los wod están diseñados para incluir movimientos funcionales en varios patrones, ejecutados normalmente a alta intensidad1,4. Se le atribuyen distintos beneficios (como de cualquier práctica deportiva en la que se realice un trabajo de fuerza) tales como ganancias de la aptitud física, disminución de la tensión arterial y la frecuencia cardíaca en reposo, aumento de la capacidad aeróbica y , asociado a todo esto, aumento de la masa muscular y pérdida de grasa3,5.

¿Es lesivo?

Según la evidencia científica, la tasa de lesiones para los participantes de Crossfit sugiere que, a diferencia de lo que la gente cree, parece no ser tan alta. De echo, Fisker y colaboradores afirman que el Crossfit parece ser una modalidad de entrenamiento segura para la mayoría de los participantes4. Se estima que la tasa de lesiones para los deportistas menos involucrados es de 0’74 lesiones por cada mil horas, en comparación con el 0’27 lesiones por cada mil horas de los deportistas que lo están más4. Por ello nos es obligado la diferenciación de la población que lo va a practicar, para identificar a aquellos sujetos con más predisposición a padecer lesiones (¡Aviso a los entrenadores, esto os interesa!). Podemos identificar 3 grupos con mayor riesgo estadísticamente4:

  • Los hombres: estadísticamente se lesionan más que las mujeres (que cada uno saque sus conclusiones…). 
  • Los novatos: los deportistas que se encuentran en su primer año, lógicamente no están familiarizados con la técnica de muchos ejercicios. No me refiero a deportistas inexpertos, pueden ser deportistas atléticos pero que tienen menos experiencia en el entrenamiento de Crossfit y por lo tanto (al verse fuertes) mueven pesos para los que no están preparados desde el punto de vista técnico.
  • Los menos involucrados: Aquellos deportistas que realizaban menos de 3 horas a la semana.

Dentro de los estudios retrospectivos se ha sugerido que en torno al 7% de las lesiones documentadas en Crossfit requieren de intervención quirúrgica3, normalmente con un tratamiento conservador basado en fisioterapia, evaluación de la técnica y adecuación de la carga solemos solucionar el problema3.

La región que suele presentar mayor incidencia lesional es la columna vertebral, siendo la zona lumbar de la que más se quejan los deportistas , seguido de patología en los hombros3,5.

Comparación con otros deportes

Si el lector sólo se queda con lo anteriormente expuesto puede pensar …“lo que yo decía, el crossfit es lesivo…”.

A todos los deportes van asociados ciertos riesgos, dependiendo de las zonas del cuerpo que se usen más. Por lo tanto, es lógico que si yo estoy realizando una búsqueda en la bibliografía sobre lesiones en el crossfit, las encuentre.

La evidencia  actual sugiere que el riesgo de lesiones por el entrenamiento tipo Crossfit es comparable a otras modalidades deportivas como el levantamiento de pesas olímpico, carreras de distancia, rugby, fútbol, hockey sobre hielo o la gimnasia rítmica3,6,7,8.

Conclusión

Respondo a la pregunta del principio (“José Manuel ¿es lesivo el Crossfit?”).

SI y NO, como todo deporte. Considero que no es justo que se demonice y que se le ponga una etiqueta de lesivo sin tener datos objetivos para realizar esa afirmación.

También considero que debemos aprovechar la información para reducir al mínimo el número de lesionados, para ello resumo algunas ideas al respecto:

  1. Entrenadores: Especial cuidado a aquellas personas en riesgo potencial (hombres, novatos y con menos horas semanales), prestarles especial cuidado y ¿por qué no incluir un grupo de “novatos” dentro del box al que se debe pertenecer sí o sí en el primer año de práctica?.
  2. Trabajo de estabilidad lumbopélvica y de la cintura escapular: si sabemos que las zonas que más incidencia lesional presentan son la columna lumbar y la cintura escapular, debemos prestarles especial atención. Hay sobrada evidencia científica de que la integración de trabajo de estabilidad lumbopélvica y de la cintura escapular reducen significativamente el número de lesionados ¿porqué no integrarlo?.
  3. Dentro de la práctica diaria es habitual el entrenamiento con fatiga, en la que la técnica puede verse afectada, propongo disminuir la carga o variar el ejercicio según empiece  a aparecer la fatiga, de forma que el deportista pueda seguir trabajando pero con ejercicios que le exijan menos esfuerzo o control, manteniendo la intensidad del entrenamiento.
  4. Ante la presencia de dolor o molestia, acudir a un profesional sanitario que nos evalúe. Cuanto antes podamos detectar el problema antes podremos encontrar la solución.

Por supuesto, debemos recalcar la importancia del manejo multidisciplinar de cualquier patología, el trabajo coordinado de todos los profesionales sanitarios debe ir en la misma línea en pos de la mejora del paciente.

En RP CLINIC ·Centro de Fisioterapia Avanzada·somos fisioterapeutas especialistas en el diagnóstico y tratamiento de este tipo de patologías, cuéntanos tu caso, estaremos encantados de poder ayudarte en tu proceso de recuperación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Mehrab M, de Vos R, Kraan GA, Mathijssen NM. Injury incidence and patterns among Dutch CrossFit athletes. Orthopaedic journal of sports medicine 2017;5(12):2325967117745263.
  2.  Klimek C, Ashbeck C, Brook AJ, Durall C. Are injuries more common with CrossFit training than other forms of exercise? J Sport Rehab 2018;27(3):295-299.
  3.  Hopkins BS, Cloney MB, Kesavabhotla K, Yamaguchi J, Smith ZA, Koski TR, et al. Impact of CrossFit-related spinal injuries. Spine 2017;89:20.9.
  4. Fisker F, Kildegaard S, Thygesen M, Grosen K, Pfeiffer‐Jensen M. Acute tendon changes in intense CrossFit workout: an observational cohort study. Scand J Med Sci Sports 2017;27(11):1258-1262.
  5. Eather N, Morgan PJ, Lubans DR. Improving health-related fitness in adolescents: the CrossFit Teens™ randomised controlled trial. J Sports Sci 2016;34(3):209-223.
  6. Keogh JW, Winwood PW. The epidemiology of injuries across the weight-training sports. Sports medicine 2017;47(3):479-501.
  7. Sprey JW, Ferreira T, de Lima MV, Duarte Jr A, Jorge PB, Santili C. An epidemiological profile of crossfit athletes in Brazil. Orthopaedic journal of sports medicine 2016;4(8):2325967116663706.
  8. Summitt RJ, Cotton RA, Kays AC, Slaven EJ. Shoulder injuries in individuals who participate in CrossFit training. Sports health 2016;8(6):541-546.