Fisioterapia en el esguince de tobillo

Fisioterapia en el esguince de tobillo

Autor: José Manuel Rubio

¿Es muy común el esguince de tobillo?

Dentro de las lesiones musculoesqueléticas, la incidencia de los esguinces de tobillo se sitúa entre el 15% y el 20% de las lesiones deportivas(1).

Entre todas las lesiones de tobillo, los esguinces de tobillo son los más frecuentes y suponen aproximadamente el 80%, de los cuales el 77% son esguinces laterales. El 73% de los esguinces laterales de tobillo se deben a la ruptura o desgarro del ligamento peroneoastragalino anterior(1).

En las lesiones deportivas, el tobillo es la articulación más traumatizada y supone entre el 10% y el 30% de todas las lesiones.

El término ‘Esguince de tobillo’ se refiere a diversas condiciones morfológicas y patológicas que van desde el estiramiento excesivo de los ligamentos hasta la ruptura completa con inestabilidad articular. 

Dependiendo de la naturaleza de la gravedad, el esquema de esguinces de tobillo se divide en tres grados (de menor a mayor gravedad). La clasificación ayuda a identificar el nivel de daño y el tratamiento correcto muestra los tres grados de esguince agudo de tobillo. En la práctica, el esguince agudo de tobillo se puede clasificar como estable o inestable según los hallazgos del examen físico.

El esguince de tobillo ocurre principalmente en inversión, torsión interna del pie y flexión plantar, asociado con la aducción del tobillo.

¿Cómo se diagnostica un esguince de tobillo?

La historia detallada y el examen físico cuidadoso