Fisioterapia en la Escoliosis

Fisioterapia en la escoliosis

Autor: José Manuel Rubio

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es un término general que comprende un grupo heterogéneo de condiciones que consisten en cambios en la forma y posición de la columna, el tórax y el tronco.

Hipócrates habló de “espina luxada”, recogiendo todas las desviaciones vertebrales. Es Galeno quien definió la primera “escoliosis” (sKolios, que significa torcida o curvada, entendiendo como tal una curvatura lateral anormal de la columna. La “escoliosis estructural”, o simplemente escoliosis, debe diferenciarse de la “escoliosis funcional”, que es una curvatura espinal secundaria a causas ajenas a la espalda conocidas (por ejemplo, acortamiento de una extremidad inferior o asimetría del tono muscular paraespinal). Por lo general, la escoliosis funcional se reduce parcialmente o desaparece por completo después de que se elimina la causa subyacente. (1)

En aproximadamente un 20% de los casos, la escoliosis es secundaria a otro proceso patológico. El 80% restante son casos de escoliosis idiopática (de origen desconocido). (1,2,3)

La Scoliosis Research Society (SRS) sugiere que el diagnóstico se confirma cuando el ángulo de Cobb es de 10° o más y se puede reconocer la rotación axial. Por encima de los 30° de escoliosis, aumenta el riesgo de progresión en la edad adulta, así como el riesgo de problemas de salud y reducción de la calidad de vida. Por encima de 50°, existe consenso en que es casi seguro que la escoliosis va a progresar en la edad adulta y provocar problemas de salud y reducción de la calidad de vida. (1,2)

Historia Natural de la escoliosis

La escoliosis idiopática puede desarrollarse en cualquier momento durante la niñez y la adolescencia. Aparece con mayor frecuencia en periodos de crecimiento acelerado (el primero es en los primeros meses de vida, generalmente entre los 6 y los 24 meses, el segundo entre los 5 y los 8 años, hay un pico de crecimiento en altura y en la pubertad el más importante y rápido crecimiento, generalmente entre los 11 y los 14 años de vida. La tasa de desarrollo de la curvatura espinal cambia más rápidamente al comienzo de la pubertad (1,2).

Cuando no se trata, puede conducir a graves deformidades del tronco, que limitan la capacidad y la biomecánica funcional del tórax, la capacidad de ejercicio, el estado físico general y la capacidad de trabajo, todos factores relacionados con el deterioro de la calidad de vida.

¿Cuáles son los objetivos del tratamiento de la escoliosis?

Los objetivos del tratamiento conservador de la escoliosis idiopática se pueden dividir en dos grupos: morfológicos y funcionales. El primer aspecto está relacionado con la estética. Ambos aspectos están relacionados con la calidad de vida, el bienestar psicológico y la discapacidad de los pacientes. (1)

Desde un punto de vista más preciso, los objetivos del tratamiento conservador de la escoliosis idiopática serían los siguientes:

  1. Detener la progresión de la curva en la pubertad (o posiblemente incluso
    reducirla).
  2. Prevenir o tratar la disfunción respiratoria.
  3. Prevenir o tratar los síndromes de dolor espinal.
  4. Mejorar la estética a través de la corrección postural.

¿Cómo podemos tratar la escoliosis con fisioterapia?

  • Observación: Es el primer paso de un abordaje activo de la escoliosis idiopática, y consiste en una evaluación clínica regular con un período de seguimiento específico. El tiempo de este seguimiento puede variar de 2 a 3 a 36 a 60 meses según la situación del paciente. La evaluación clínica no necesita incluir la toma de radiografías: las radiografías generalmente se realizan durante evaluaciones clínicas alternativas (1).
  • Ejercicios fisioterapéuticos específicos para la escoliosis: La frecuencia de las sesiones terapéuticas varía de 2 a 7 días a la semana dependiendo de la complejidad de las técnicas, la motivación y la capacidad del paciente para realizar el tratamiento. Las sesiones de fisioterapia ambulatoria a largo plazo suelen tener lugar de dos a cuatro veces por semana si el paciente está dispuesto a cooperar plenamente. (1)
  • Órtesis: Consiste en utilizar un aparato ortopédico (una órtesis correctora) durante un tiempo determinado cada día. Por lo general, se usa hasta la madurez. El principal objetivo terapéutico es detener la progresión de las curvas de la escoliosis. El uso de un aparato ortopédico rígido implica el uso de ejercicios sin el aparato ortopédico (1). El refuerzo incluye lo siguiente:
    • Órtesis rígida nocturna (8-12 hora por día): usar una órtesis principalmente en la cama.
    • Soft Bracing (SB) : incluye principalmente el corsé SpineCor.
    • Órtesis rígida a tiempo parcial (12-20 hora por día): Una órtesis rígida principalmente fuera de la escuela y en la cama.
    • Órtesis rígida a tiempo completo (20-24 hora por día) o yeso: Se usa una órtesis rígida todo el tiempo (en la escuela, en casa, en la cama,
      etc) (1,3).

Una característica común de todas las formas de tratamiento conservador es la necesidad de involucrar activamente al paciente y a los cuidadores. Por lo tanto, la educación, la psicoterapia, el control sistemático de los resultados, la evaluación del cumplimiento del paciente y la verificación y modificación de los métodos en el curso de la terapia se consideran elementos cruciales del tratamiento conservador (1,2,3). Para lograr el mejor resultado posible, el tratamiento conservador debe estar a cargo de un equipo terapéutico experimentado que incluya un médico, un fisioterapeuta, un ortopedista y, posiblemente, un psicólogo. Los grupos de apoyo y los foros de Internet también son importantes en el tratamiento conservador (2).

¿Qué beneficios obtenemos con la fisioterapia?

Como hemos indicado en apartados anteriores, son multitud los beneficios que se pueden aportar con el tratamiento de fisioterapia a los pacientes con escoliosis. Gracias a un trabajo minucioso y a la colaboración del paciente (sin su trabajo y constancia sería imposible) podemos detener la progresión de la curva, mejorar y prevenir la disfunción respiratoria, aliviar o evitar el dolor de espalda, mejorar la estética y por lo tanto, mejorar la funcionalidad y la calidad de vida del paciente. No debemos de olvidar que la realización de un tratamiento precoz puede evitar una futura cirugía.

Por supuesto, no debemos olvidar la importancia del manejo multidisciplinar de la patología, el trabajo fisioterapeuta-médico debe ir en la misma línea de trabajo en pos de la mejora del paciente.

En RP CLINIC ·Centro de Fisioterapia Avanzada· somos fisioterapeutas especialistas en el diagnóstico y tratamiento de este tipo de patologías, cuéntanos tu caso, estaremos encantados de poder ayudarte en tu proceso de recuperación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.