Lesiones en el pie. Neuroma de Morton

Lesiones en el pie. Neuroma de Morton

En esta nueva entrada os voy a hablar, a propósito, de un caso que tuve hace unas semanas. El paciente es un varón de 45 años, corredor ocasional, que acude a consulta por un dolor en el antepié derecho.  

Tras la entrevista y la exploración exhaustiva, descartamos patologías graves (en anteriores post ya hablé de ellas, las “red flags”) y llegamos al diagnóstico definitivo de que el problema que estaba padeciendo nuestro paciente era un neuroma de Morton.

Este tipo de lesión perjudica a un porcentaje elevado de la población adulta, pero, en muchos casos, no se llega a un diagnóstico preciso, por ello he realizado una búsqueda de la bibliografía actual, ¡vamos a ello!

¿Qué es el Neuroma de Morton?

La etiología, es decir, la causa de la patología, no está clara. La mayoría de los estudios asumen un atrapamiento sintomático, asociado a un engrosamiento del nervio interdigital plantar (rama del nervio plantar medial, ver figura 1), con más frecuencia en el tercer espacio intermetatarsiano (entre el 3º y 4º dedo) (ver figura 2) y por debajo del ligamento intermetatarsiano transverso profundo, provocando un sobrecrecimiento fibroso epi y peri neural (evidenciado por la presencia de tejido inflamatorio en el examen histológico) y en ocasiones una bursitis intermetatarsiana1, 2, 3, 4, 5.

Las mujeres de mediana edad son las que se ven más afectadas por el neuroma de Morton, la razón se desconoce, se asocia con un gesto de flexión dorsal repetida de los dedos con zapatos estrechos (tacones en mujeres) y pérdida de la almohadilla grasa metatarsiana, lo que puede exponer más la compresión del nervio1,5.

Los síntomas que presentan los pacientes que acuden a consulta con esta lesión suelen ser dolor en la planta del pie, con parestesias (sensaciones anormales, de cosquilleo, calor o frío…) y/o entumecimiento, que se agrava con actividades que impliquen un aumento de carga sobre la parte anterior del pie, disminuyendo los síntomas con el reposo5.

Diagnóstico

Al diagnóstico del neuroma de Morton llegamos