Movilización neuromeníngea

El Sistema Nervioso es un continuo indivisible, por ello se adapta a todos los movimientos que realiza nuestro cuerpo en el espacio.

En ocasiones, se pueden producir restricciones de movimiento (atrapamientos, tracciones, etc.) que van a provocar síntomas en el paciente que los sufre tales como: parestesias (sensaciones anómalas como “cosquilleo”), disestesias (percepción táctil anormal como “quemazón”), hiperestesias (aumento anormal y doloroso de la sensación táctil), etc. Por medio de la movilización del sistema nervioso podemos diagnosticar y tratar todos aquellos problemas derivados de una restricción del movimiento en el mismo.

¿Deseas solicitar más información de este tratamiento?

Puedes hacerlo mediante teléfono, email o el siguiente formulario

    Por favor rellena todos los campos

    Nombre
    Apellidos
    Teléfono
    Email
    .