“José Manuel, ¿Es lesivo el Crossfit?”

“José Manuel, ¿Es lesivo el Crossfit?”

Esta entrada de blog que me dispongo a desarrollar me gustaría responder a todos aquellos pacientes que me hacen la pegunta que he puesto por título (¿es lesivo el Crossfit?). Si respondemos rápido y sin jugárnosla mucho decimos un SI rotundo, pero ¿este «si» está apoyado en la evidencia científica o por el contrario son ideas infundadas por la «culturilla general»? Veamos que dice la ciencia.

¿Qué es el Crossfit?

El Crossfit surge en torno al año 2000, se define a sí mismo como un programa de acondicionamiento y de fuerza basado en el «movimiento funcional, de alta intensidad y constantemente variado»1,2. El objetivo del deporte es forjar un estado físico, amplio, general e inclusivo, preparando a los alumnos para cualquier contingencia física 1.

Desde su creación, el número de personas que practican este deporte ha aumentado exponencialmente, habiendo más de 13000 gimnasios afiliados en todo el mundo con un número de participantes estimado de entre 2 y 4 millones  de personas1,3.

Los ejercicios típicos incluyen una amplia variedad de deportes , desde el levantamiento de pesas olímpico, hasta correr, remar, entre otros muchos1, 3. Los entrenamientos se adecuan a una planificación, siendo la representación más simple de ésta el entrenamiento de cada día, llamado dentro de argot crossfitero como «wod». Los wod están diseñados para incluir movimientos funcionales en varios patrones, ejecutados normalmente a alta intensidad1,4. Se le atribuyen distintos beneficios (como de cualquier práctica deportiva en la que se realice un trabajo de fuerza) tales como ganancias de la aptitud física, disminución de la tensión arterial y la frecuencia cardíaca en reposo, aumento de la capacidad aeróbica y , asociado a todo esto, aumento de la masa muscular y pérdida de grasa3,5.

¿Es lesivo?

Según la evidencia científica, la tasa de lesiones para los participantes de Crossfit sugiere que, a diferencia de lo que la gente cree, parece no ser tan alta. De echo, Fisker y colaboradores afirman que el Crossfit pare