Tendinopatía de Aquiles. ¿Qué es, cómo se diagnostica, cómo se trata?

Tendinopatía de Aquiles. ¿Qué es, cómo se diagnostica, cómo se trata?

Autor: Ronald Jara

¿Qué es la tendinopatía del tendón Aquiles? 

La tendinopatía del tendón de Aquiles es una lesión dependiente de la carga sobre dicho tendón, es diagnosticada clínicamente (según los signos y síntomas que presenta el paciente) y puede afectar la inserción distal o la porción media de dicho tendón. Tanto el exceso de carga, como una mala adaptación de la misma o incluso la falta de trabajo sobre el tendón serán factores de riesgo a tener en cuenta en este tipo de lesiones (1). 

La terminología para las afecciones del tendón de Aquiles se ha vuelto inconsistente y confusa, por lo que C.N. Van Dijk y colaboradores proponen la siguiente clasificación para entender y desarrollar esta patología de una forma más clara:

  • Según la localización Anatómica (en el cuerpo del tendón o en la inserción).
  • Síntomas (dolor matutino, dolor que se mantiene un tiempo prolongado tras meterle carga…).
  • Hallazgos Clínicos (dolor a la palpación, signos ecográficos…).
  • Histopatología (estudio del tejido lesionado).

Por lo tanto, podemos encontrarnos con la siguiente clasificación de las distintas entidades clínicas en el área del tendón de Aquiles:

  • ➢ Tendinopatía de Aquiles de porción media: Síndrome clínico caracterizado por una combinación de dolor, engrosamiento y deterioro del rendimiento. También incluye, pero no limita a el diagnóstico histopatológico de tendinosis.
  • ➢ Paratendinopatía de Aquiles: Inflamación aguda o crónica y/o degeneración de la fina membrana alrededor del tendón de Aquiles. Existen claras distinciones entre la paratendinopatía aguda o crónica, tanto en los síntomas como en la histopatología.
  • ➢ Tendinopatía insercional de Aquiles: Localizada en la inserción del tendón de Aquiles sobre el calcáneo, pueden aparecer calcificaciones sobre en esta región.
  • ➢ Bursitis retrocálcánea: Inflamación de la bolsa en el receso entre el lado antero-inferior del tendón de Aquiles y el aspecto postero-superior del calcáneo. (receso retrocalcáneo).
  • ➢ Bursitis superficial del calcáneo: Inflamación de la bursa situada entre el tendón de Aquiles y la piel.

¿A quién afecta la tendinopatía del tendón Aquiles?

La incidencia de la tendinopatía de Aquiles es de 2 a 3 por 1000 pacientes en la práctica de la medicina general, y su incidencia acumulada de por vida puede incluso aumentar a más del 50% en poblaciones activas específicas (p. Ej., Corredores). Además, es levemente más prevalente en el sexo femenino (1). 
Esta patología se presenta entre el 9 y el 15% de la población corredora(1), sin embargo, la población sedentaria también es susceptible de sufrir esta lesión. Por otro lado, la edad promedio en que predomina esta patología es entre los 30 y 50 años (2).

¿Qué puede provocar la tendinopatía del tendón de Aquiles?

Existen múltiples factores intrínsecos a tener en cuenta y que pueden influir en la aparición de la lesión: un desacondicionamiento general puede llevar a una inadecuada función muscular, pérdida del control motor, falta de elasticidad de los tejidos, disminución del movimiento a nivel articular, etc., por no olvidar factores como el índice de masa corporal, alteraciones del perfil lipídico o diabetes, e incluso una predisposición genética, que pueden incrementar el riesgo de aparición de la tendinopatía del tendón de Aquiles. 

En cuanto a los factores extrínsecos, hay que tener en cuenta multitud de circunstancias que rodean al deportista y que pueden generar esta patología, como por ejemplo: un aumento repentino de los kilómetros semanales, un aumento del peso a movilizar, una modificación de la biomecánica, cambio de calzado, etc.

¿Cómo se diagnostica la tendinopatía del tendón de Aquiles?

La TA es una entidad clínica por lo que el diagnóstico estará dado por los hallazgos y características sintomatológicas del paciente; aquí, destacamos particularidades:

  1. Dolor a punta de dedo en la porción media o insercional del tendón (Royal London Hospital Test)
  2. La epidemiología.
  3. Inicio del dolor (24 horas después de haber realizado actividad deportiva).
  4. Relación Dolor-Carga.
  5. Signos específicos (Rigidez Matutina)
  6. Pérdida de fuerza o tono muscular (balance muscular, test de thompson).

En cuánto al diagnóstico diferencial, debemos ser capaces de distinguir la tendinopatía de aquiles de otras afectaciones en dicha área, como lo son el paratendón de aquiles, pinzamiento posterior, sóleo accesorio, tendinopatía del plantar delgado, la bursitis de las bursas subcutánea y retrocalcánea, y una  mecanosensibilidad del nervio sural.

¿Cómo se trata la tendinopatía del tendón de Aquiles?

El tratamiento de la tendinopatía de aquiles, hoy en día, va desde un manejo conservador con fisioterapia, hasta la cirugía en casos extremos; pasando por medicamentos y técnicas no invasivas como las ondas de choque y láser, entre otras.

Con respecto a nuestro campo, la rehabilitación constará de terapia manual y ejercicio terapéutico, siendo este último, la modalidad más efectiva para el tratamiento de esta lesión, sobre todo, en la tendinopatía de la porción media del tendón, ya que ha demostrado mejorar el dolor y la funcionalidad (3).

Algunos estudios recomiendan un protocolo de cargas basado en ejercicios excéntricos, sin embargo, no se ha podido demostrar una mejor eficacia con respecto a otros programas de ejercicios; aún así, parecen ser una muy buena opción. Será importante, la gestión de cargas en el protocolo de rehabilitación y la educación al paciente con respecto a las mismas (3).

Por otro lado, el uso de órtesis o férulas no parece ser recomendable para el manejo de esta patología (3).

El tratamiento de esta tendinopatía es un desafío. Los pacientes suelen mejorar entre 3 y 12 meses después de comenzado el tratamiento. Los síntomas crónicos persisten en aproximadamente una cuarta parte de los pacientes 10 años después del tratamiento, y la tendinopatía afecta tanto la calidad de vida como la actividad física (2).

Por supuesto, no debemos olvidar la importancia del manejo multidisciplinar de la patología, el trabajo fisioterapeuta-médico debe ir en la misma línea de trabajo en pos de la mejora del paciente.

En RP CLINIC ·Centro de Fisioterapia Avanzada· en Móstoles somos fisioterapeutas especialistas en el diagnóstico y tratamiento de este tipo de patologías, cuéntanos tu caso, estaremos encantados de poder ayudarte en tu proceso de recuperación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Bibliografía:

Ramskov D, Rasmussen S, Sorensen H, Parner ET, Lind M, Nielsen R. Progression in running intensity or running volume and the development of specific injuries in recreational runners: Run Clever, a randomized trial using competing risks [with consumer summary]. The Journal of Orthopaedic and Sports Physical Therapy 2018 Oct;48(10):740-748.

van der Vlist AC, Winters M, Weir A, Ardern CL, Welton NJ, Caldwell DM, Verhaar JAN, de Vos RJ. Which treatment is most effective for patients with Achilles tendinopathy? A living systematic review with network meta- analysis of 29 randomised controlled trials. British Journal of Sport Medicine 2021 Mar;55(5):249-256.

Fiona Wilson, Margaret Walshe et col. Exercise, orthoses and splinting for treating Achilles tendinopathy: a systematic review with meta-analysis.  School of Medicine, Discipline of Physiotherapy, Trinity College Dublin, Trinity Centre for Health Sciences, St James’s Hospital, Dublin 8,Ireland; wilsonf@tcd.ie